Share Button

Cuando nos conectamos a una red WiFi pública desde el móvil o el ordenador, podemos poner en peligro la seguridad de nuestros datos, archivos personales (fotografías o documentos), incluso alguien podría espiar en nuestra cuenta de Facebook, nuestro correo electrónico o cualquier web que visitemos. Por eso, es importante estar bien protegidos a la hora de conectar con una red WiFi abierta y evitar que alguien nos robe información personal de nuestros dispositivos, basta con seguir las recomendaciones que os indicamos a continuación.

Consejos para conectar con una red WiFi pública de forma segura

Hoy día es habitual que nos encontremos ante situaciones en las que necesitamos conectarnos a la red, bien sea para leer un mensaje de WhatsApp importante, enviar un email, consultar una dirección en un mapa o subir una foto… Y si no contamos con conexión de datos y estamos fuera de casa, nuestro móvil o portátil están incomunicados. Por suerte, existen multitud de redes de WiFi abiertas al público a las que acceder; en restaurantes, cafeterías, centros comerciales, aeropuertos, bibliotecas…

Es muy fácil acceder a una red WiFi pública, pero hay que tener en cuenta una serie de recomendaciones si no queremos que alguien nos robe información personal. Pues con tan sólo pulsar un botón, alguien podría hacerse pasar por nosotros en nuestras cuentas de Twitter o Facebook. O podría acceder a nuestros archivos y documentos, fisgonear todo lo que hacemos en la web, incluso infectar nuestro dispositivo con algún virus.

Consejos para conectar con una red WiFi pública de forma segura

Para no llevarnos ningún susto desde CentroMiPc ofrecemos varias medidas de seguridad que debemos tener en cuenta para evitar posibles problemas a la hora de conectarnos a una red WiFi publica:

Conectar con redes WiFi abiertas fiables

Lo primero que debemos hacer a la hora de conectar con un WiFi público, es asegurarnos de que es de de fiar: conocer quien provee la red (una biblioteca, un centro comercial), que cuente con un nivel de seguridad adecuado (WPA, en lugar de WEP) y a ser posible, que solicite algún tipo de contraseña o registro. En caso de encontrarnos ante una red Wifi con un nombre para llamar nuestra atención (del tipo “Wifi gratis”) y con acceso libre, lo mejor es desconfiar, ya que podría ser alguien que está esperando a que nos conectemos a él para robarnos información.

Configurar las conexiones de nuestro dispositivo móvil

Si no queremos que nuestro dispositivo se conecte de forma automática a cualquier WiFi abierto que detecte, lo más recomendable es DESACTIVAR la conexión WiFi cuando salimos de casa, o configurarlo de tal forma para que no se conecte a cualquier red.

Usar autentificación de dos pasos

La autentificación de dos pasos o doble verificación, se encuentra disponible en muchos servicios como Facebook, Gmail, Hotmail, LinkedIn o Twitter. Se trata de una forma de iniciar sesión en nuestras cuentas, utilizando dos tipos de datos, de forma que es mucho más seguro que usar una contraseña.

No compartir archivos

No existe ninguna red pública que se pueda considerar totalmente segura. Cuando nos conectemos a una red abierta debemos ser especialmente precavidos para evitar sustos. Y una buena recomendación es desactivar la opción de compartir archivos, especialmente si conectamos a una red WiFi abierta desde el portátil.

En casa es algo habitual y practico tener acceso a determinados archivos desde otros dispositivos, pero ante una red pública es algo peligroso, ya que algún desconocido podría ver nuestros documentos. Normalmente, la opción de uso de archivos compartidos suele desactivarse automáticamente al conectar con una red WiFi pública, pero no está de más comprobarlo bien.

Navegar por Páginas Web Seguras: HTTPS, SSL y VPN

  • Usar HTTPS:  Una forma de asegurarnos de que navegamos por una pagina web segura cuando nos conectamos a un WiFi publico, sería comprobar que en la barra de direcciones del navegador aparezca https:// (con la S, en lugar de http://) junto al símbolo de un candado. Ésto significa que la conexión está cifrada y una persona ajena a nosotros no podría en principio acceder a lo que estamos haciendo en esa web, ni descifrar las contraseñas que introducimos. La opción de navegar por paginas https se puede activar por ejemplo, en paginas de acceso a redes sociales como Facebook, o de correo electrónico como Gmail, y para ello basta con seleccionar en configuraciones la opción “Usar siempre https” o “navegación segura”.
  • Usar SSL: Si utilizamos un smartphone o tablet para conectarnos a la red, entonces tendremos que habilitar en la configuración de la aplicación la opción de SSL, lo que significa que los datos que vamos a compartir viajarán por canales cifrados. Las conexiones SSL son bastante fiables sobre todo en servicios como el correo o redes sociales, aunque dicha opción no esta disponible en todos los sitios web. Pero aunque el https o el SSL aportan cierto nivel de seguridad, tampoco es una opción infalible. Por lo que no recomendamos conectarte a un WiFi público para realizar consultas de tu cuenta del banco o servicios con información especialmente privada. Para ello es mejor la conexión de datos del móvil o el ADSL de casa.
  • Usar VPN: Otra forma de navegar seguros es usar una VPN (siglas de Virtual Private Network). Se trata de redes que nos van a permitir navegar por Internet utilizando una conexión externa. Es decir, nos estaríamos conectando a través de un ordenador remoto, que es el que realmente envía los datos y la información, cuando navegamos por cualquier pagina web. De esta forma los datos estarán seguros, ya que nosotros enviaremos la información mediante nuestra VPN, y de esta al sitio web que estemos consultando. Normalmente, para usar VPN es necesario instalar un programa (los hay de pago y gratuitos) y funciona tanto en ordenador como en el móvil.